viernes, 11 de junio de 2010

ENLOQUECIMIENTO ALCOHOLIZADO

Tu meloso sabor confuso

entre un limón fresco,

amarga dulcemente

mi espíritu..

entre miel robada

bajo el manto sagrado

de la señora naturaleza.

Dichosa ella,

dichosa siempre que

bendice tu sabor endiablado,

tu sabor pasivo

y el descontrol

a la reacción de tu efecto maldito

y delicioso,

el conjuro poderoso de tu sabor,

mojan mis labios,

dispersan aquella mirada,

se apoderan de mi voz

y me hipnotizan

en medio de un descanso temporal..

1 comentario:

  1. Te he estado leyendo y observo el fluido juego permanente que haces de los extremos, llevas y traes las sensaciones de una manera peculiar.

    Un extraño deleite, me gusta.

    Un abrazo,

    A.

    ResponderEliminar